Los cuatro errores más comunes al internacionalizar una empresa

 

En Humanity Internacional hemos sido testigos de los numerosos errores que diversas empresas cometen a lo largo de un proceso de internacionalización que no cuenta con el debido asesoramiento. Saber cuáles son estas faltas y qué se debe hacer para no incurrir en ellas  es una de las razones por las que nuestros clientes confían en nosotros. Hoy vamos a comentar cuatro de los errores más habituales que hemos encontrado.

No tener un plan de internacionalización

 

Carecer de un plan de internacionalización es sin duda el mayor error que una empresa puede cometer. No tener unos objetivos adecuados, actuar fruto de la intuición o improvisar sobre la marcha no es recomendable a la hora de destinar parte de los recursos de una empresa en internacionalizarse hacia otros mercados.

Puede ser complicado llevar a cabo todos los análisis y la investigación necesaria para crear este plan de internacionalización, pero se trata de una tarea, como mínimo, obligatoria para expandirse con garantías.

 

Tener una mala página web

 

La página web de una empresa es el reflejo de su marca, y puede ser aquello que le añade valor a sus productos o servicios, o aquello que se lo reste. Un diseño de calidad, una arquitectura bien planteada, una experiencia de usuario óptima y unos contenidos bien elaborados son sólo algunos de los factores que convierten a una página web en un arma para la empresa.

 

No prestar atención a la competencia

 

Olvidar a la competencia es un error habitual, fruto de la falta de tiempo a la hora de proceder con el procedimiento de internacionalización. Las consecuencias de este error son muy graves, ya que si no analizamos a la competencia minuciosamente podemos encontrarnos con que toda la inversión que hemos hecho para exportar nuestros productos o servicios a nuevos mercados ha sido en balde.

 

No disponer de financiación

 

Aunque “las posibilidades son infinitas” sea un dicho comúnmente conocido, sin la financiación adecuada lo cierto es que las posibilidades se reducen drásticamente. Gestionar la financiación de una empresa en los mercados exteriores es complicado, pero si no llevamos a cabo esta gestión la empresa puede ver limitada su capacidad o su potencial, o incluso quedar bloqueada.

Si quieres saber más sobre cómo asesoramos y apoyamos a nuestros clientes a lo largo de su expansión hacia otros mercados, no dudes en contactar con nosotros y te explicaremos todo lo que necesites sin compromiso. ¿A qué estás esperando?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *