¿Qué diferencias hay entre internacionalizar y exportar?

Internacionalizar y exportar son términos que en Humanity Internacional escuchamos a diario. Aunque en determinadas ocasiones algunos los utilicen como sinónimos, lo cierto es que son bastante diferentes. A lo largo de este artículo intentaremos que sus diferencias queden lo más claras posible.

A modo de primera aproximación, exportar consiste en vender tus productos o servicios en el exterior e importar es implantar nuestra marca en un mercado extranjero. La diferencia puede parecer sutil pero es muy importante, ya que en función de cuál de los dos elijamos el futuro de nuestra empresa cambiará radicalmente.

 

¿Qué es exportar?

 

Exportar es vender fuera de tu país, a clientes de otros países. Estas ventas pueden ser realizadas puntualmente, o continuar a lo largo de un determinado período de tiempo, pero en cualquier caso se trata únicamente de vender. La inversión que requiere vender en otros países no es ni mucho menos tan alta como la que requiere internacionalizarse, pero al mismo tiempo la penetración que logrará tu empresa en un mercado en el que simplemente exporta es mucho menor.

 

¿Qué es internacionalizarse?

 

Internacionalizar tu empresa es un procedimiento mucho más ambicioso. No se trata sencillamente de vender a otros países, sino de implantar tu negocio y tu marca en ellos, adaptarte a su mercado y posicionarte en él. Tal y como antes hemos anticipado, esto requerirá de una enorme inversión en comparación con la exportación, pero tiene sus ventajas. La más notoria sería la mejora de la reputación internacional de tu marca, y con ello de tus ventas, en el país al que pretendas internacionalizarte.

 

Entonces, ¿exportar o internacionalizar?

 

Si no sabes cuál de las dos alternativas elegir, te recomendamos que comiences por la exportación y el comercio exterior. Esta vía te permitirá conocer cómo funcionan otros mercados distintos al mercado nacional en el que siempre has operado. Asistir a ferias internacionales, invertir en publicidad o contratar agentes comerciales, distribuidores y otro tipo de intermediarios es una buena manera de comenzar con las exportaciones.

Una vez tengas datos suficientes, debes llevar a cabo diversos estudios y análisis relativos a cuál de los países en los que mejores exportaciones has conseguido es el más idóneo para comenzar con la internacionalización de tu empresa. Una vez realizados, es el momento de comenzar a planificar tu expansión hacia otros países. Como mínimo deberías disponer de un Plan Estratégico, un Plan Comercial y un Plan de Marketing.

En Humanity Internacional somos expertos en la internacionalización de empresas españolas, si deseas saber más sobre la exportación o la internacionalización, o te interesa empezar a expandirte a nivel internacional, ¡contacta con nosotros, te estamos esperando!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *